<style>.lazy{display:none}</style>¿Cuándo deben acudir las mujeres al Urólogo?

¿Cuándo deben acudir las mujeres al Urólogo?

Cuando hablamos de urología, erróneamente pensamos que es una especialidad médica solamente para hombres.

Sin embargo, las mujeres también deben acudir al urólogo para hacerse revisiones periódicas o cuando se presente algún problema, por ejemplo, en los riñones, la vejiga o la uretra, ya que cuando la mujer presenta problemas urinarios es con el urólogo con quien debe tratarlos.

Siendo esta afección la más frecuente de consulta.

Las infecciones urinarias se dan con más frecuencia en mujeres de edad reproductiva.

Estas infecciones se producen por la invasión de microorganismos en el tracto urinario; generalmente bacterias, aunque también pueden ser virus, hongos o parásitos y dependiendo de la edad, las infecciones de orina pueden producirse en las mujeres por diferentes motivos:

En mujeres jóvenes
Los motivos principales por los que puede haber infecciones urinarias son: haber tenido antes una infección de orina, el uso de espermicidas o haber mantenido relaciones sexuales.

En mujeres postmenopáusicas
Generalmente en esta edad las infecciones urinarias suelen darse si lo han sufrido previamente en su edad fértil.

Por otra parte, no es solo esta la causa por la que las mujeres pueden consultar un urólogo, ya que la incontinencia urinaria, aunque es menos frecuente que las infecciones urinarias, también se da constantemente en muchas mujeres

Actualmente se conocen tres tipos de incontinencia urinaria:

Urgencia:
Son pérdidas involuntarias que se producen antes de llegar al baño

Rebosamiento:
La vejiga no se vacía totalmente y surgen las ganas de orinar constantemente

Funcional:
Cuando hay problemas mentales, neuronales o físicos, entre otros, que pudieran producir la pérdida o la capacidad de ir al baño

 

Por otra parte, entre los motivos más frecuentes por los que se podría tener el problema de incontinencia urinaria, se encuentran: el envejecimiento, los partos, la menopausia, el estreñimiento crónico o la tos crónica, pero como cualquier afección que es detectada a tiempo, las mujeres podrían prevenir  otras afecciones con una cita al urólogo, además de las infecciones urinarias e incontinencia, como las siguientes :

Detectar prolapsos de genitales

El prolapso de vejiga o cistocele es el descenso de la vejiga por medio de la vagina. Esta afección se puede asociar a síntomas urinarios como la incontinencia u obstrucción urinaria, las infecciones de orina o la necesidad para miccionar. En este caso otros órganos pélvicos pueden sufrir este prolapso, como es el caso del útero, la vagina o el recto y se estima que una de cada tres mujeres podría presentar esta afección a lo largo de su vida, considerando la obesidad o los partos vaginales como algunos de los factores de riesgo. Es por ello que una visita a tiempo con el urólogo y estudios o análisis conjuntos desde la urología, la fisioterapia y la ginecología le permitirán a las pacientes recuperar la funcionalidad de su aparato urinario y volver a tener la calidad de vida que tenían antes de la afección, incluyendo también en la actividad sexual.

Diagnosticar de manera precoz cánceres urológicos

Los cánceres urológicos más comunes en las mujeres son los de vejiga y riñón, pero también se pueden formar malignidades en los uréteres, la uretra y la glándula suprarrenal.

Los tumores de vejiga pueden presentar entre sus síntomas en una fase temprana la presencia de sangre en la orina, deseos de orinar, orinar con dolor o ardor, flujo débil de la orina y cambio de color de esta. Por otra parte, el cáncer de vejiga es uno de los cinco tumores con mayor incidencia.

En cuanto al cáncer de riñón, también es detectable en una fase temprana, por lo que tratarlo puede ser mucho más sencillo si se detecta a tiempo. Sin embargo, desafortunadamente el cáncer de riñón no causa síntomas en una fase temprana, y tampoco existen pruebas específicas para detectarlos, razón por la que muchos de ellos se descubren de manera accidental.

Finalmente y dada la similitud de algunos de los síntomas de los tumores con los asociados a las infecciones urinarias, resulta clave la visita a tiempo con el urólogo para su detección. De esta forma, si se trata de una simple infección, el urólogo podrá atenderla de manera inmediata y, en el caso de que el diagnóstico detecte la presencia de algún tumor o alguna afección más compleja, al haberse hecho de manera temprana, el pronóstico de curación será mucho más favorable.

Es así, que la revisión urológica se plantea también para la mujer como una pieza clave del cuidado en su salud.